¡Si que llegaron los Reyes!

Melchor, Gaspar y Baltasar, visitan los hogares monsagreños en la noche de reyes.

¿A pesar de que los niños de la localidad se fueron a la cama albergando serias dudas de si sus majestades de oriente aparecerían para dejar en sus casas los regalos, que previamente habían pedido en sus  cartas? los Reyes Magos no han faltado a la tradicional cita nocturna a los hogares en los que residen niños.

Las dudas de los pequeños, resultan más que razonables en esta ocasión, debido a la pandemia del coronavirus, los Reyes Magos se han visto obligados a cancelar el acto presencial que en las últimas décadas viene dándose en la iglesia parroquial de San Julián. Este año, los pequeños, no han tenido la oportunidad de acercarse a su rey favorito para recibir de sus manos alguno de los juguetes solicitados de antemano a través de la correspondencia real. por dicho motivo, hasta que no se han levantado la mañana dl seis de enero, y comprobado con sus propios ojos la presencia de los regalos, no las tenían todas consigo, más de uno se fue a acostar, casi con el convencimiento – a pesar delos esfuerzos realizados por sus padres en convencerles de que como son magos, aparecerían en secreto por la noche para depositar los juguetes en el salón – de que quizás no llegasen los regalos que habían demandado por carta.

Pero su majestades de oriente, son realmente magos y, por muy adversa que se muestre la situación, no hay pandemia por virulenta que sea, que les impida aparecer la noche de reyes y depositar en casa de los niños los juguetes solicitados, por nada del mundo se perderían, la satisfacción de saber que han contribuido a la felicidad de los más pequeños, no podrían perdonarse nunca, el fallar a los que tanto creen en ellos, por consiguiente es una obligación ineludible, el acercarles la ilusión a su hogares. nada es comparable a la cara de  satisfactoria estupefacción de un menor enfrentado a los regalos, que en la noche mágica los reyes han dejado para él, en el salón de su casa.

Es por tanto comprensible, que este año tenga, la llegada de los Reyes Magos, una especial significación, dado el grado de dificultad en el que nos encontramos inmersos, por causas totalmente  ajenas a nuestra voluntad.

Gracias majestades, por haber un año más, acercado la ilusión a los niños, y en especial a los de la villa de Monsagro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad