El Ayuntamiento de Monsagro decreta el cierre de sus instalaciones temporalmente.

El consistorio de la localidad cierra todos sus edificios, incluida la secretaría, al público, atandiendo a las recomendaciones del gobierno.

Desde hoy sábado 14 de marzo y, tras la declaración por parte del gobierno central, del estado de alarma, amén del comunicado de la Organización Mundial de la Salud, del covid-19, el miércoles 11 como pandemia y, haciéndose eco de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, el Ayuntamiento de la villa de Monsagro, ha decretado el cierre al público, sine díe, de todas sus instalaciones, tanto lúdicas como administrativas, Centro de Interpretación de los Mares Antiguos, Centro de Mayores, museos de la caza y etnográfico, secretaría, etc. se da por descontado, que tanto el Centro Médico como el botiquín no sufrirán ninguna alteración en su funcionamiento habitual.

El consistorio local, por unanimidad ha tomado la decisión de suspender, mediante un bando, toda clase de visitas a los centros, instando además a los habitantes del pueblo, a seguir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, lavado frecuente de manos, no viajar si no es estrictamente necesario, no asistir a eventos en sitios cerrados, etc. hasta ver el desarrollo del llamado coronavirus.

Desde que le director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus declarase, que le coronavirus (covid-19) pasa de ser epidemia, a pandemia, muchos gobiernos, incluido el de España han tomado una serie de medidas tendentes a frenar la proliferación del virus, debido a lo cual, el Ayuntamiento de Monsagro, en un ejercicio de sensatez y corresponsabilidad, ha tomado dicha medida, por tanto y, hasta nuevo aviso, y en tanto que la situación no esté controlada, no se atenderán peticiones presenciales, ni telefónicas de visitas – incluidos festivos y fines de semana-

Puede accederse a secretaría, si resulta absolutamente necesario hacerlo, a través de internet.

Pandemia no es una palabra que pueda tomarse a la ligera, así es que, si la Organización Mundial de la Salud ha tomado esa decisión, es para que se tome en serio, de lo contrario, puede causar muertes innecesarias y, es responsabilidad, no solo de las instituciones – como en este caso el Ayuntamiento de Monsagro – sino de los ciudadanos, el seguir las recomendaciones de las organizaciones sanitarias al pie de la letra, dado que si no, seremos culpables directos de la propagación de la enfermedad.

A pesar de los perjuicios colaterales que las restricciones puedan suponer, el ejemplo de las pequeñas administraciones locales como la de Monsagro es el correcto, en aras de aplicar el sentido común y la responsabilidad colectiva.

1 comentario

Los comentarios están cerrados.