El Ayuntamiento de la villa de Monsagro decreta el cierre de sus instalaciones.

El consistorio cierra todos sus edificios públicos, haciéndose eco de las restricciones impuestas por la comunidad.

Desde las 24 horas del 5 de noviembre, y hasta nuevo aviso, todos los edificios públicos de la localidad quedan clausurados.

Atendiendo a las restricciones y recomendaciones que la Junta de Castilla y León ha difundido, la corporación municipal ha emitido un bando en el que se anuncia la suspensión de los servicios de atención al Público en todos y cada uno de los edificios bajo su competencia.

Por tanto, quedan suspendidas las visitas, tanto al Centro de Interpretación de los Mares Antiguos, como al centro de mayores y al museo etnográfico y de caza..

Ni que decir tiene, que esto en nada afecta ni al consultorio médico, ni al botiquín, por razones obvias.

Para posibles casos de diligencias urgentes, los usuarios deben ponerse en contacto por teléfono con la secretaría, cuyo horario es el siguiente: lunes, de 18 a 20 horas – miércoles de 16 a 19 horas y viernes de  18 a 20 horas, en el teléfono 923489531. Y por supuesto a traves de la pagina web aytomonsagro.es.

La segunda ola de la pandemia está atacando con virulencia, por lo que resulta necesario que todas las administraciones cumplan con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, de forma y manera que entre todos podamos contrarrestar la propagación del virus, es `por tanto de vital importancia, que la población se implique en el cumplimiento de dichas medidas, ya que de lo contrario de nada servirán las actuaciones de las instituciones.

La palabra pandemia, por sí sola tiene connotaciones de extrema gravedad, resulta por consiguiente perentorio, que la población tome conciencia de que el virus mata, y por ese motivo, todos seremos responsables en parte, si nos relajamos en el cumplimiento de las medidas a tomar, no nos olvidemos de que, somos nosotros en última instancia, los que tenemos en la mano el ganar esta guerra, con tan solo ser escrupulosos en el cumplimiento de las medidas, estaremos poniendo la piedra angular en el muro de contención, necesario para acabar con el odioso COVID-19, que ah comenzado a conocerse popularmente como: «el bicho»

A pesar de que el hecho de respetar las recomendaciones, que duda cabe, suponga una merma en cuanto a las libertades individuales, se trata de aplicar el sentido común, todo se queda en nada si no nos concienciamos de la extrema gravedad de la situación.

Las medidas adoptadas por las instituciones – como  en este caso Monsagro – son simples salvas al viento, si no llevan aparejada la complicidad de los habitantes, por dicho motivo, el Ayuntamiento recomienda encarecidamente, el respeto a ultranza de las recomendaciones.

Dadas las circunstancias, quizás sea conveniente acuñar y lanzar a modo de eslogan: «no se trata de ti, se trata de nosotros» no seas egoista, respeta las normas por el bien comunitario.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad